INICIO

EL CAMPO DE LA ANTROPOLOGIA

"Eso es precisamente la naturaleza humana" "Todo el mundo es más o menos igual" Estas opiniones, escuchadas en conversaciones, en los medios de comunicación y en cientos de escenas cotidianas, fomentan la idea errónea de que la gente de otros países tiene los mismos deseos, sentimientos y aspiraciones que nosotros. Tales afirmaciones proclaman que, puesto que la gente es esencialmente la misma, todos están deseosos de recibir las ideas, creencias, instituciones, valores, prácticas y productos de una expansiva cultura norteamericana. Con frecuencia esta presunción suele ser errónea.

La Antropología ofrece una visión más amplia -una perspectiva característicamente comparativa y transcultural-. La mayoría de la gente piensa que los antropólogos estudian fósiles y culturas preindustriales, y, de hecho, también lo hacen (...) Sin embargo, la Antropología va mucho más allá del mero estudio de los pueblos preindustriales. Es una disciplina científica de carácter comparativo que analiza todas las sociedades, antiguas y modernas, simples y complejas. La mayoría de las restantes ciencias sociales tienden a centrarse en una única sociedad, generalmente un país industrial como como los Estados Unidos o Canadá. La Antropología, no obstante, ofrece una perspectiva transcultural única, comparando constantemente las costumbres de una sociedad con las de otras (...)

Para llegar a ser un antropólogo cultural, normalmente se hace trabajo de campo etnográfico. Esto suele suponer pasar un año o más en otra cultura, viviendo con la gente local y aprendiendo sobre sus costumbres. No importa cúanto aprenda y descubra el antropólogo sobre esa cultura, éste o ésta sigue siendo un extraño en ella. Esa experiencia de alienación supone un impacto profundo en el investigador. Habiendo aprendido a respetar otras costumbres y creencias, los antropólogos nunca pueden olvidar que hay un mundo más amplio. Existen formas normales de pensar y actuar diferentes a las nuestras.

Los humanos son los animales más adaptables del mundo. En los Andes Bolivianos, la gente se despierta en poblaciones situadas a más de 4000 metros sobre el nivel del mar para ascender todavía varios centenares de metros más y trabajar en minas de estaño. Las tribus del desierto australiano adoran animales y discuten de filosofía. La gente sobrevive a la malaria en los trópicos (...) La flexibilidad y la adaptabilidad son atributos humanos básicos y la diversidad humana es el objeto de estudio de la antropología.

A menudo, los estudiantes se sorprenden ante la amplitud de la antropología, que es una ciencia holística en grado único. Estudia la totalidad de la condición humana: pasado, presente y futuro; biología, sociedad, lenguaje y cultura. La gente comparte la sociedad -vida organizada en grupos- con otros animales. sin embargo, la cultura es algo distintivamente humano. Las culturas son tradiciones y costumbres, transmitidas mediante el aprendizaje que rigen las creencias y el comportamiento de las personas expuestas a ellas. Los niños aprenden estas tradiciones creciendo dentro de una sociedad particular.

Las tradiciones culturales incluyen costumbres y opiniones, desarrolladas a lo largo de generaciones, sobre lo que es un comportamiento adecuado o inadecuado. Las tradiciones culturales responden a preguntas como: ¿Cómo debemos hacer las cosas? ¿Cómo interpretamos el mundo? ¿Cómo distinguimos el bien del mal? Una cultura genera una serie de constantes en el pensamiento y el comportamiento de una sociedad determinada.

El rasgo fundamental de las tradiciones culturales es su transmisión mediante el aprendizaje en lugar de mediante la herencia biológica. La cultura no es en sí misma biológica, pero descansa en la biología homínida. Durante más de un millón de años, los homínidos han poseído, al menos, algunas de las capacidades biológicas de las que depende la cultura. Estas capacidades son el aprendizaje, el pensamiento simbólico, el uso del lenguaje y el empleo de herramientas y de otros rasgos culturales para organizar sus vidas y adaptarse a sus entornos.

 

De Antropología: Una exploración de la diversidad humana. Conrad Phillip Kottak. Ed. McGraw Hill. Madrid 1997.